Da gusto encontrar gente tan profesional y tan pendientes de que su trabajo satisfaga a sus clientes. Como gente de puta madre dentro y fuera del taller. ����������������